La cultura digital en la práctica artística contemporánea
Cristina Masanés

Las artes digitales en la creación artística contemporánea han adquirido una centralidad que ya nadie cuestiona. Aunque inicialmente supusieron un cambio de soporte y, por lo tanto, un elemento más bien instrumental, con el tiempo han acabado transformando la propia idea de la práctica artística. En el primer sentido, los nuevos soportes digitales han facilitado la concreción de algunos de los supuestos básicos que el arte conceptual comenzó a defender ya en los años sesenta del siglo xx. La propia desmaterialización del soporte artístico y del arte en general, el hecho de incidir en la idea de proceso y no en la de resultado, o el de conducir el arte hacia el ámbito de la acción y del tiempo, y no tanto de la materia y del espacio, son algunos de ellos. Sin embargo, en este trayecto, la cultura digital ha acabado erigiéndose en eje vertebrador de la visualidad contemporánea. Después de tres décadas de cultura digital, lo que se había empezado a utilizar como un instrumento ha acabado por configurar una verdadera mirada. Ya nadie es inmigrante digital. Ya no es posible concebir el mundo sin la idea de comunidad digital. Ya no se requiere negociar con la materia para materializar una forma. Ya no es necesaria la revolución para incidir en el cuerpo social.

Como red de apoyo a la creación contemporánea, el ETAC participa plenamente de este paradigma. «El mundo digital presenta muchas ventajas, pero es necesario añadirle conciencia crítica». Javier Chozas, uno de los artistas residentes del ETAC, que presentó el proyecto La fuite des lucioles (La huida de las luciérnagas), condensaba así parte de esta reflexión. Entendemos que el arte, como plataforma de pensamiento crítico, no ha de incorporar esta visualidad digital a ciegas, sino que tiene que superar sus límites y supuestos acríticos. ¿Cuáles son los nuevos mecanismos de control que han impuesto las sociedades digitales? ¿Qué nuevos modos de vida impulsan? ¿Qué connotaciones epistemológicas y morales suponen? La pluralidad creativa y la idea de laboratorio o de investigación visual pueden desempeñar este papel liberador.

abstract
  • Si bien las artes digitales han permitido materializar algunos de los supuestos inicialmente defendidos por el arte conceptual, con el tiempo han acabado transformando la propia idea de práctica artística. Ya no es posible entender el mundo, ni tampoco el arte, sin la cultura digital. No obstante, corresponde al ámbito de la creación contemporánea convertir la cultura digital en objeto de reflexión, mediante la indagación sobre sus supuestos acríticos y sus connotaciones epistemológicas y morales.
  • Cultura digital, artes digitales, pensamiento crítico, plataforma, soporte, creación contemporánea, práctica artística, ETAC.